Son tantas las dudas que nos encontramos sobre la gestión de redes sociales por parte de nuestros clientes que, hemos decidido crear este artículo para recopilar las más importantes. Queremos dejar tan claro este tema que vamos a pasar de las introducciones.

FAQ

¿Qué exactamente la gestión de redes sociales?

Se trata de un servicio que podemos dividir en dos tareas: estrategia y creación de contenido. Por un lado, la estrategia sirve para saber cómo hacer llegar a los clientes el producto que se esté promocionando en un momento dado o anunciar la marca en general. Para ello, se identificarán las imágenes que más llamen la atención y los textos que harán que el público al que queremos llegar se sienta atraído. Igual de importante es la planificación, es decir, con qué frecuencia se subirán las publicaciones, el horario idóneo o en qué redes sociales causarán más efecto.

Algo muy distinto es la creación de contenido que, conlleva la elaboración del material visual. Normalmente vemos fotografías del producto, carteles publicitarios e incluso, vídeos promocionales.  Aunque en Nivel11 Estudio Creativo realizamos gran parte de este servicio, en ocasiones recurrimos a otros profesionales que nos echan una mano para algunos encargos específicos. En el punto 5 profundizamos un poco más en este tema.

¿Vosotros lleváis redes sociales?

Sí, llevamos las redes sociales como hemos explicado en el punto anterior: creamos la estrategia, diseñamos el contenido, planificamos las publicaciones y hacemos un seguimiento analítico de los resultados.

Si tengo Facebook, no me hace falta una web, ¿verdad?

Nos encontramos con muchísimas empresas que utilizan solamente las redes sociales para comunicarse con sus clientes, algo totalmente respetable, pero desde el punto de vista de la publicidad digital, siempre recomendamos tener una web. La explicación es muy simple: con Facebook tus clientes sabrán de ti, con una web te encontrarán hasta aquellos que no te conozcan.

Veamos un ejemplo: imaginemos que tenemos un restaurante y todos los días subimos fotos de nuestros mejores platos y gracias a ello, los clientes asiduos vuelven a menudo. Además, de vez en cuanto, promocionamos alguna publicación y nuestro anuncio llega las personas que viven por el barrio lo que, permite que cada vez nos conozca más gente.

Pero, ¿qué pasa con toda esa gente que no entra en estos parámetros? Puede ser, que un turista esté planificando su viaje a nuestra ciudad y busqué locales como el nuestro. O que, un grupo de amigos vaya a un cine cercano y quiera reservar una mesa para cenar con antelación. Esas personas no podrán encontrarnos en las redes sociales tan fácilmente y, seguramente, acudan a los buscadores para encontrar la información que necesitan.

Además de esto, hemos de tener en cuenta otros factores como los siguientes:

  • El diseño de nuestra web es totalmente personalizable y podremos dar toda la información que necesitemos de manera ordenada y clara.
  • Si realizamos un vínculo con las redes sociales (como el pixel de Facebook) potenciaremos el posicionamiento y conseguiremos llegar a más clientes.
  • Cuando nos pregunten por la información de nuestra empresa, daremos el enlace con facilidad. Creednos, buscar una empresa concreta en las redes puede resultar una tarea bastante frustrante.

¿Yo no puedo las fotos y enviároslas para que las subáis?

Claro, siempre y cuando sean fotografías de calidad. Y ahí viene la siguiente pregunta…

¿Qué es una foto de calidad?

Aquéllas realizadas por un profesional o, en su defecto, por una persona que tenga unos conocimientos mínimos de fotografía. Es muy importante que la imagen esté bien enfocada, con una correcta iluminación y con un fondo coherente con la marca. Este fondo puede ser un decorado para la publicidad más creativa o blanco para aquellos productos que se vayan a poner a la venta (como los que aparecen en Amazon).

Cualquier persona que tenga algún conocimiento sobre esta área, sabrá que el retoque posterior es imprescindible para eliminar manchas, controlar los niveles de contraste y saturación, darle el tamaño que se requiera en cada red social… Por lo tanto, si puedes hacer este trabajo, no tendremos ningún problema en empezar a crear tu estrategia.

¿Cuánto me puede costar la gestión de redes sociales?

Pues como todo en esta vida: depende. No disponemos de una tarifa plana porque creemos que es lo mejor para nuestros clientes. La experiencia nos ha demostrado que cada mes es diferente y los trabajos pueden ser muy variados. Hay que tener en cuenta que los servicios de diseño de contenido pueden ir desde la implementación de un letrero de promoción en una fotografía, hasta una infografía 3D o un vídeo promocional. Y no siempre se necesitan todos los servicios por igual.

Por esta razón, preferimos que seas tú quien controle cuánto quiere gastar cada mes y hasta dónde quiere llegar con la publicidad. Es muy importante saber que, aunque debemos mantener una constancia para seguir estando en la mente de nuestros clientes, tampoco es recomendable llegar a saturar y es preferible compartir información valiosa con diseños de calidad que aparecer todos los días en las redes sin llamar la atención.

Consejos

Para terminar, vamos a darte unos pequeños tips para que no te pierdas en este mundillo digital de las redes sociales:

No las sobrevalores

Nos encontramos personas muy agobiadas por no tener unas redes sociales cuidadas y en algunos casos, algo abandonadas. Lo más sorprendente es que, en la mayoría de los casos la razón está en la cantidad de trabajo a la que hay que hacer frente. Piensa que, si tienes mucho trabajo es porque, en algún lugar hay otro tipo de publicidad que está funcionando.

No las infravalores

Cuenta la opinión popular que “eso de las redes son cosas de chiquillos” o que “yo solo entro para ver lo que pone mi cuñado, que es muy gracioso”. Es impresionante la cantidad de empresas en el mundo que han conseguido hacerse un hueco en su sector gracias a este tipo de publicidad. Casi todos, tenemos algún tipo de red social instalada en el móvil (un secreto… Whatsapp también está considerada una red social). Así que, piensa en cómo se comunica tu clientela y sabrás si te hace falta crear un perfil o no.

Acude siempre a profesionales

Ya que vas a hacerlo, hazlo bien. Un buen diseño de marca, una buena comunicación o unas fotos perfectas van a ser la mejor inversión publicitaria que vas a tener. Puede ser que tus productos sean los mejores, pero antes de probarlos, el cliente tiene que sentirse atraído de algún modo y, si no le gusta lo que ve, es raro que se interese.

No te piques

Este consejo tiene dos sentidos. El primero tiene que ver con la desconexión digital y es que, cuando empezamos a ver resultados nos pasamos el día entrando en Instagram para ver quién le ha dado al “me gusta”, quién ha comentado o quién ha compartido. Recuerda que tienes un negocio que atender (por eso lo de las redes). El segundo “no te piques” tiene que ver con los mosqueos por aquéllos que han escrito una mala reseña u opinión o simplemente porque, tu vecino el del 2ºB no ha dicho ni “mu”. Intenta actuar lo más elegantemente posible y… repetimos todos juntos: recuerda que tienes un negocio que atender.

Y recuerda que, en este enlace tienes 11 ideas para que empieces a practicar por ti mismo.

Si se nos ha olvidado alguna pregunta o tienes alguna nueva, déjanos tu comentario en las redes o envíanos un email a info@nivel11estudiocreativo.com.